sábado, 4 de febrero de 2012

LISTA DE SUEÑOS

Me gusta hacer listas para todo: para recordar cosas, para olvidar cosas; cosas para hacer y cosas para no hacer; para hacer hoy mismo o a lo largo de la vida.

Tengo una lista de sueños, que voy variando: añado sueños y borro otros o cambio el orden de prioridad.

Esta es mi lista:

Sueño nº 1. Vivir en un lugar con mar. En cualquier lugar, pueblo o ciudad de la Comunidad Valenciana. Aunque provengo de Cataluña, reconozco que hoy en día es un lugar inhóspito para vivir.
Sueño nº 2. Conocer Nueva York. Ir dos veces: una en Navidad y otra en primavera. Subir a la estatua de La Libertad. Ver iluminado el árbol del Rockefeller Center. Cruzar caminando el puente de Brooklin. Recibir un año nuevo en Times Square.
Sueño nº 3. Escribir. Prosa y poesía. Desde pequeñita quise ser escritora y sólo soy feliz escribiendo, lo reconozco.
Sueño nº 4. Viajar, viajar, viajar.
Sueño nº 5. Navegar.
Sueño nº 6. Aprender a pintar.
Sueño nº 7. Recorrer todo el litoral español con mi coche y no parar hasta haber completado el recorrido.
Sueño nº 8. Fotografiar mis sueños.

Como se puede deducir, mis sueños se resumen a: viajar, escribir, pintar, fotografiar. Apresar el mundo que conozco en un lienzo o en un papel. En la medida en que se vayan cumpliendo los tacharé de esta lista. Tengo el lápiz a mano.

Nota: como soy realista y sé que probablemente en esta vida no consiga materializarlos, ya los tengo soñados para mi próxima vida. Cuando alcance la luz al final del túnel, lo primero que diré es: "¿El camino a Nueva York, por favor? Es que deseo ir a fotografiar sus calles y préstenme una pluma, que aprovecharé el viaje para escribir poesía".






Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

2 comentarios:

  1. Pues el sueño nª3 es fácil, ¿de verdad nunca ha escrito poesía?, es cuestión de tener algo que decir y conocer las formas de decirlo y... con un poco de curro, sale.

    Le recomiendo que no empiece con cosas serias, sino jocosas (nada de sonetos a los Santísimos dolores de Nuestra Señora en el Calvario o a la grandeza del Imperio español en Pavía y Lepanto), mejor empezar haciendo poemas jocosos (y con mala leche) a personajes de actualidad, nuestra política es un filón inagotable. Mejor empiece con versos de arte menor, preferiblemente, octosílabos. En el remedo de "las mil mejores poesías de la lengua castellana", publicado por la Real Academia que hizo Jorge Llopis, con el título de "Las mil peores poesías...", tiene en la introducción, la lección magistral sobre versificación más clara y desde luego, amena que pueda encontrar y lo pasará usted pipa.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por su recomendación. Leeré el libro, sin duda. Un saludo!

    ResponderEliminar