domingo, 12 de febrero de 2012

RECUERDOS OLVIDADOS E HIPERMNESIA/LOS AÑOS 60 Y 70

Nací en la década de los 60 y supongo que ya he vivido más de la mitad de lo que me tocará vivir. Cuando tengo por detrás mucho más que por delante (tómese también en sentido literal), he comenzado a hurgar en mi memoria a ver qué encuentro.
Compruebo estos días que le memoria es como un ovillo de lana, si tomas el cabo y tiras de él y tiras y tiras, parece que hay mucha más lana de la que esperabas. Y eso me está ocurriendo. Según tiro del ovillo voy hallando historias de mi pasado que había olvidado. Recuerdo el nombre de alguna amiga y tras él, por insight, aparecen 3 más. Recuerdo un lugar y de repente veo la escena, con detalles. Veo la foto de una chuchería y mágicamente la huelo y la saboreo. Me siento hipermnésica, y mi mente revive mi pasado con una nitidez cada vez mayor. Se me revelan detalles de mi pasado que había olvidado (recuerdos olvidados). La vida se deconstruye con el tiempo, pero la mía se está recomponiendo, como un puzzle. No sé si será un trastorno, o algo normal en la edad, pero de momento, lo disfruto.
Los que siguen son mis "recuerdos-olvidados-recuperados", agrupados por categorías. Si alguien lee esta entrada, quizás quiera compartir conmigo algunos de estos u otros….

JUGUETES
Nunca dominé el yoyo, a pesar de que lo intentaba durante horas y horas...

No recuerdo bien si lo tuve o simplemente lo deseé...

Este sí, lo tuve y lo dominé...

Tardes enteras cambiándoles los vestiditos....

Juguete peligroso, si no conseguías atarlos fuerte se soltaban.... Siempre íbamos con ellos al hombro, para volver a casa patinando al salir del colegio.... No sé ni cómo nos dejaban.....

¡El comediscos era lo más!. Yo tuve el de la izquierda y era el alma de los guateques....

Me lo trajeron los Reyes Magos pero pocos días después se lo volvieron a llevar. Nunca supe por qué. Mis padres tampoco....

¡Las cartas de las familias! Mejicanos, esquimales, tiroleses, hawaianos..... Todos los niños de España las teníamos.

Nuestra primera cámara de fotos. Desde luego, con cualquier cosa nos divertíamos....

Tuve un juego de café exactamente igual. Las niñas invitábamos a tomar café. Algunas tomaban el té, pero esas eran las pijas.

Aprendimos a cocinar con estos cacharritos..... A algunas, después, se les olvidó. Otras cambiamos los cacharritos por la Thermomix...

El biberón mágico. Por más que me lo expliquen sigo sin entenderlo, ¿era mágico de verdad?...

En el anuncio de la tele parecía fácil, pero luego no había forma de que la pelota se sujetara en el palito....

Qué maravillosas lecturas. Julio Verne, Sissi, Mujercitas, cuentos clásicos.... Para nosotros la lectura sí era un placer.... y lo sigue siendo, gracias a estas maravillosas colecciones....


Las tenía todas, cientos de ellas... Uno de mis primos, con el que por supuesto no me hablo, intentaba rompérmelas. Sabía que aquello era lo que más daño podía hacerme del mundo.... ¿Quién no tiene gente así en su familia? Se llama Víctor, por si alguien le ve que le diga que aquello no estuvo bien...


Los cuentos troquelados de Ferrándiz, maravillosos. No podía haber nada mejor para un niño. Maravillosas también sus postales navideñas....


CHUCHERÍAS
Qué ricos los palotes de sabores, aunque el más rico era el de fresa, ¿o no?...

De todos los chicles de aquella época, el favorito de las niñas era este. Además de estar riquísimo, coleccionábamos los cromos de muñecas y ropitas....


El chicle DUNKIN, otro clásico. Era más de niños....

El primer chicle negro, con sabor a regaliz. No me gustaba, pero si querías ser moderna no tenías más remedio que pasar por el aro... Te dejaba los dientes negros y luego no había forma de que nadie te besara...
Caramelos masticables, riquísimos, pero se te pegaban en los dientes...
¡El chicle Bazooka!. Además de riquísimo, era el más grande y denso y podías hacer los globos mayores. Eran como varios aros de color blanco y rosa intercalados....




Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

2 comentarios:

  1. que bonito ¡¡ y que ilusión ver esto de nuevo ¡¡ Helena

    ResponderEliminar
  2. Wow!, acabo de descubrir tu blog y con este tema, realmente me hiciste regresar a mi niñez, aunque yo vivo en México, ¡también disfruté de todo esto!, aunque mis favoritas eran las muñecas de pape, gracias por traer estos maravillosos recuerdos. Saludos.

    ResponderEliminar