lunes, 6 de febrero de 2012

YO NO DEFIENDO LA ESCUELA PÚBLICA...

... ni la privada.

Me explico, yo no creo que la titularidad de un centro o la procedencia de los fondos influya en la calidad de la enseñanza. No defiendo una escuela sobre otra, eso es sectarismo, interés, política, ideología y no creo que nada de ello beneficie a la educación. No me gusta hablar de LA ESCUELA, sino de las PERSONAS que la integran.

Lo que sí tiene una influencia directa sobre la calidad de la enseñanza tiene que ver con valores como la profesionalidad, la cualificación, la competencia, la dedicación, la vocación... y no considero que nada de ello se relacione directamente con la escuela pública, la privada o la concertada.

Estoy por los profesores que respetan a sus alumnos y son respetados por ellos, y a veces incluso queridos.
Estoy por la labor diaria de aquellos profesores que después de tantos años, aún acuden cada mañana a su centro con ganas, que dedican sus tardes a preparar unas clases que, aunque lleven años preparando, nunca consideran suficientemente preparadas.
Estoy por los profesores que continuamente actualizan sus conocimientos y procuran ponerlos al servicio de la escasa motivación que se encuentran en el aula.
Por aquellos profesores que atienden a la diversidad, o lo intentan.
Y profesores de estos hay en escuelas públicas y en escuelas privadas, y ellos son el motor de la calidad de la enseñanza, no las leyes, no la financiación, ni siquiera las programaciones.

He conocido profesores maravillosos en todo tipo de centros y pésimos profesores también.
He trabajado en buenos centros públicos, en los que la mayoría de sus profesores se merecerían un monumento al buen hacer, y he trabajado en otros centros públicos, en los que el trabajo se me hizo "cuesta arriba" y me pasé el curso "tragando sapos" por culpa de profesores que eran funcionarios, en la peor acepción del término.

Por eso no comparto con mis compañeros la defensa a ultranza de una escuela sobre otra, ni me he puesto este curso la camiseta verde que algunos no se quitan ni para dormir. (Ignoro si habrá alguna relación, pero la mayoría de los "camisas verdes" no tienen hijos)

Como profesora trabajo en la escuela pública y no puedo elegir, pero como madre he elegido en cada momento lo que he considerado mejor para mis hijos, y en unos momentos han sido escuelas públicas y en otros escuelas privadas. Y no me equivoqué.




Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario