sábado, 10 de marzo de 2012

HAY QUE LEER EL BOE



Leo el B.O.E. a diario. También el boletín oficial de mi provincia y el de mi comunidad autónoma. Y tras confesarlo, me he quitado un peso de encima.

Bien, este post que parece no tener ningún sentido es sólo para comentar el BOE. En los últimos 4 meses está de lo más emocionante, como una novela policíaca. Publican continuamente "Medidas Urgentes", y sólo leer el título ya se me eriza el vello. Porque tras esas "medidas urgentes" hay decisiones que nos cambian la vida, no sé si para bien o para mal, pero nos la cambian fijo. Para saber el futuro, ya no es preciso llamar al teléfono de Esperanza Gracia. Qué va, ahora nuestro futuro está escrito en el BOE, ni en los astros ni en los posos del café.

Hoy, por ejemplo, se publican 2 tipos de medias urgentes: unas afectan a las deudas hipotecarias y otras a los pagos a proveedores. Yo no tengo ninguna hipoteca pendiente y tampoco proveedores que me reclamen pagos, pero leyendo estas medidas noto "mariposas en el estómago". Estas medidas no me afectan, pero ¿y las de mañana?

Leer el BOE no sólo sirve para conocer nuestro futuro o entretener unas horas, también tiene su gracia. Hoy, por ejemplo, se publica que a partir de ahora queda prohibido comercializar encendedores de fantasía. No sé donde está el peligro, si en el encendedor o en la fantasía, en fin, ya nos lo aclararán en las próximas medidas urgentes.

Pero no terminan aquí las curiosidades del BOE de hoy. También está lleno de correcciones de leyes de 1989. ¿No habrán tenido tiempo de corregirlas antes?

Muchos opinan que el BOE es un rollazo, pero es sólo porque no saben leer entre líneas. El BOE es lo más parecido que existe a la prensa del corazón. A mí recuerda al HOLA, no les digo más. Es un registro de quién es quién en la vida social, cultural, política y científica de nuestro país. Ascensos, nombramientos, ceses, destituciones, lo más de la vida social. Como el HOLA. Bueno, y luego están los escándalos, reflejados en los recursos, reclamaciones, sentencias, etc. Todo eso viene en el apartado Administración de Justicia. Ahí están todos los trapos sucios de los españoles. Cotilleo puro y duro. Ni el HOLA, vamos.

Total, que mi lectura recomendada, por todos estos motivos, el BOE.

Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

2 comentarios:

  1. Existen decretos en el BOE que luego en la realidad no se aplican pues hasta las propias administraciones las desconocen.
    Te cuento un caso curioso.
    hay un real decreto 1955/2000 en el que hace referencia a temas energéticos.En unos artículos determinados de este real decreto se habla de determinadas indemnizaciones a los usuarios por determinadas circunstancias en las reclamaciones a las eléctricas, tele operadoras,o establecimientos.
    Lo curioso es que cuando tu haces referencia de este decreto a las oficinas de consumo,o inclusive al propio centro nacional de energía o a la secretaria de estado de comunicaciones dicen no tener constancia de ello.Extraño¿ verdad?

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razón en eso! En ocasiones he llevado alguna fotocopia de normativa puesto que en las administraciones la desconocían. Vergonzoso.

    ResponderEliminar