domingo, 22 de abril de 2012

Los mejores métodos para motivar a nuestros alumnos

Después de muchíiiisimos años de dedicarme a esta cosa de la educación, debo reconocer que tengo pocas cosas claras y por ello admiro a los compañeros que lo tienen todo claro. Por ejemplo, en el tema de la motivación. He consultado manuales de Pedagogía, de Psicología, de Psicopedagogía, y demás gías, y aún así, no he hallado el método perfecto para inducir, generar, aumentar, estimular la motivación de mis alumnos. Pero hay compañeros que sí saben como hacerlo, o al menos eso claman en cuanto tienen ocasión. Reproduzco aquí algunos de sus métodos, segura de que la comunidad educativa internacional sabrá valorarlos como merecen.

Métodos que sirven para motivar al alumnado:

1) Suspenderles. "Mira, Tamara, bonita, sé que te esfuerzas, que haces todo lo que puedes, pero este trimestre voy a suspenderte, porque estoy segura que así te sentirás más animada para superar tus dificultades".
2) Hacerles repetir curso. "Mira, Tamara, bonita, en la sesión de evaluación el resto de profesores y yo hemos decidido que repitas el curso, porque así, te lo volvemos a explicar todo de nuevo y te queda más claro. Por cierto, sólo te habían quedado Naturales e Inglés y ha habido que suspenderte Lengua. Pero es por tu bien, maja".
3) Cargarles de deberes. "Para mañana 3 páginas de ejercicios, 1 trabajo sobre la situación de la mujer trabajadora en Polonia y me vais a buscar en internet información sobre la dieta del oso panda en invierno. Si, ya sé que es mucho y que los otros profesores también os sobrecargan de tareas, pero es por vuestro bien. Algún día nos los agredeceréis. Por cierto, para motivaros, podéis utilizar nuevas tecnologías, por ejemplo, escuchar música en mp3 mientras hacéis los ejercicios".
4) Dictar y dictar apuntes. "Sí, ya sé que todo esto está en el libro de texto, pero es bueno que os acostumbréis a copiar tanto, así mejoráis la letra y la ortografía".
5) Utilizar TIC en el aula. "Mirad qué bien, he escaneado las páginas del libro y ahora las podéis ver en la pizarra digital, que ha costado un pastón y así le sacamos provecho".
6) Promover el aprendizaje entre iguales. "Lucía, tú que sacas tan buenas notas, siéntate junto a Tamara, que la pobre está repitiendo, y ayúdala con el ejercicio nº 4".
7) Manejar la ubicación en el aula. "Tamara, hija, como a ti te va a dar igual, este trimestre te sientas detrás, y deja delante a Lucía, que aprovecha mejor las explicaciones".

Por hoy, con estos basta. Desconozco si su validez como promotores de la motivación está debidamente contrastada. Ahora bien, yo he contrastado que efectivamente se utilizan en nuestros centros. Por algo será. Digo yo.
Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario