jueves, 3 de mayo de 2012

Mariano y las malas compañías

Querido Mariano, te escribo de nuevo una carta. Y van tres y no sé si a la tercera irá la vencida, pero lo intento. Mira que me tienes preocupada, Mariano, creo que no vas por buen camino y lo que ahora más me preocupa son las compañías con las que andas. Que no quiero que te me tuerzas, que siempre he esperado lo mejor de ti. 

Porque, vamos a ver,  a este hombre -Wert-, ¿dónde le has conocido? ¿qué sabemos de él? ¿quién es su familia, en qué escuela ha estudiado, qué costumbres tiene? Que creo que esa amistad no te conviene, que perjudica tu imagen pública. ¿Pero no ves que tiene una actitud que no pega contigo? Este hombre tan serio, con pinta de intolerante, con esa seguridad en sí mismo... y las cosas que dice.... y las ideas que tiene. Primero lanza unas posibles reformas estructurales de la secundaria para más tarde frenar los cambios que se avenizaban con la ley de economía sostenible y los recortes en becas, y el aumento en las tasas universitarias y ahora con que el título de la ESO sólo para los que aprueben todo, etc. ¡Este hombre quiere vaciar las aulas! Pero, ¿es que no quiere que la gente estudie? Si a él le parece mejor que anden por la calle... Que no, Mariano, que esta amistad no me gusta para ti, ni para España.

Y este otro, el de Interior, el tal Jorge Fernández Díaz y su Plan para acercar los etarras a sus casas. ¡Pero hombre, pordios, este tío es un irresponsable! Ese plan va contra el ideario del partido y contra lo que piensan la mayoría de sus integrantes y la totalidad de los votantes... A ver, Mariano, que nosotros estamos de parte de las víctimas, no de sus asesinos. Que eso son otros, ya sabemos quiénes. A ver si me lo vas a tener que escribir 200 veces.... Cuidado con Jorge, Mariano, que este con esas ideas se carga tu reputación. Que las cosas están chungas y un paso en falso puede ser fatal para tu imagen y para tu permanencia en un gobierno que no despierta, en estos momentos, grandes simpatías entre la ciudadanía. Vale, te ha tocado bailar con la más fea, pero no lo empeores más rodeándote de gente que no te conviene, Mariano. Que yo sólo quiero lo mejor para ti. Y para los españoles.

Te envía un afectuoso saludo, tu España.
Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario