viernes, 18 de mayo de 2012

Nativos digitales vs inmigrantes digitales

Nativos: así son definidos ahora mismo los jóvenes en cuanto a su relación con las nuevas tecnologías. Son nativos porque han nacido en un mundo ya digitalizado. Los que ya no somos jóvenes (o al menos no tanto) somos considerados inmigrantes digitales. Y con esto parece que los teóricos de estas cosas (pedagogos, sociólogos, etc) ya lo dan todo por hecho. A los nativos se les atribuyen determinadas competencias por el sólo hecho de serlo y al contrario ocurre con los inmigrantes, término que por sí mismo ya nos sitúa a quienes lo somos, en una situación deficitaria y discriminatoria.

Mis alumnos son todos nativos, sí señor, pero junto con esa característica, debo aclarar que también son analfabetos digitales. La mayoría, al menos:
- Nuestros jóvenes se desenvuelven muy bien con un mando en la mano, conduciendo un coche en la Play Station, pero tardan el triple que nosotros en aprobar el examen de conducir.
- Nuestros jóvenes escriben al día cientos de palabras con su dedo pulgar, pero cada vez escriben peor con un lapicero.
- Nuestros nativos digitales tienen 6.000 amigos en el Tuenti pero 1 o ninguno en la vida real.
- Nuestros chicos tienen a su alcance toda la información del mundo, pero no distinguen realidad de fantasía, verdad de mentira.
- Estos nativos no comprenden lo que leen, no saben seleccionar información relevante ni saben elaborar un trabajo escolar más allá del copia y pega.
- Mis alumnos nativos dominan las redes sociales, pero desconocen que el ordenador y que internet sirven para algo más que para oir música o hablar entre ellos.
- Descargan vídeos y música pero no saben enviar un correo electrónico.
- Dominan el "guasap", pero no saben utilizar internet para buscar información.

Mis nativos digitales aún van en taparrabos y es esta inmigrante digital, la que cada día intenta acercarles al conocimiento de las tecnologías que nacieron y crecieron con ellos, pero que les resultan totalmente desconocidas.

Ser nativo digital no impide que también se pueda ser analfabeto digital. Y aquí estamos, los inmigrantes digitales, instruyendo a los nativos digitales en lo referente a unos códigos que se les supone familiares pero que al final les son más desconocidos que a nosotros mismos.

Nota: Escribo esta entrada, harta de que me llamen inmigrante digital, harta de que cada día se inventen nuevas formas de discriminación: por ser mujer, por ser mayor, por ser española, por ser....


Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

2 comentarios:

  1. Hay quien ha dejado con razón de hablar de nativos digitales vs. inmigrantes digitales. Lo que interesa es el concepto de "residente digital" y el de "ignorantes digitales". Como bien explicas, manejar tecnologías no implica hacerlo bien.

    Te recomiendo esta entrada de Carmen González:
    http://unatizaytu.blogspot.com.es/2011/01/visitantes-residentes-e-ignorantes.html

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Alberto, te agradezco el comentario y la recomendación. Nos vemos!

    ResponderEliminar