domingo, 29 de septiembre de 2013

QUÉ HA PASADO EN CATALUÑA: MUCHO TONTO ÚTIL

Me pregunto qué ha pasado en Cataluña para que en los últimos 30 años haya pasado de ser la comunidad más próspera y admirada de España, a una de las más desprestigiadas, cuando no el hazmerreir del resto del país (pole position que antes sólo ocupaba Andalucía)

Manejo varias hipótesis:

1) Económicas
2) Políticas
3) Sociales


Económicas.- Mientras la economía de esa zona de España era puntera, gracias fundamentalmente al empuje del sector textil, la actividad principal se centraba en producir bienes y comerciar con ellos. Nada distraía al pueblo catalán de su próspera actividad, que daba de comer e incluso permitió enriquecerse en muchos casos tanto a propios como a foráneos.


Políticas.- Refresquemos nuestra memoria, respecto a los distintos gobiernos catalanes:

1) El primer presidente de la Generalidad catalana (tras la muerte de Franco), fue Josep Tarradellas (desde su retorno del exilio en 1977 hasta 1980). Recuerdo aquel día, 23 de octubre de 1977, cuando desde el balcón del Palacio de la Generalidad, gritó a la multitud concentrada en la plaza de Sant Jaume la famosa frase «Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí!» 


Yo estaba entre aquella multitud (era una niña pequeña) con mis padres, que no quisieron perderse aquel día histórico. Aquella primera frase de Tarradellas, dicha con gran emoción, tenía una carga simbólica nada desdeñable. Dijo, "ciudadanos de Cataluña", no "catalanes" únicamente. 

Fue un discurso conciliador e integrador y aquella tarde pareció comenzar en Cataluña una época ilusionante aunque, los años siguientes nos demostrarían que aquello no fue más que la esperanza de ciudadanos ingenuos. 

Tarradellas fue un gran político, vilipendiado más tarde por círculos nacionalistas e independentistas, que consideraron que traicionaba al pueblo catalán en la medida en que siempre mantuvo un carácter dialogante e integrador, lejos de las veleidades segregacionistas que pronto comenzaron a forjarse. Tarradellas jamás dudó que Cataluña era parte de España y no dio alas a quienes sostenían el mendaz y falso concepto de "Països catalans".





2) El siguiente presidente de la Generalidad catalana es Jordi Pujol, quien gana las elecciones en 1980 y gobierna Cataluña durante 6 legislaturas, hasta el año 2003. El partido que dirige en ese tiempo los designios de aquella comunidad es en realidad la unión de dos partidos:nacionalistas: Convergencia Democrática de Cataluña, de ideología liberal y de centro-derecha, y Unión Democrática de Cataluña, de ideología democristiana

Es curioso como, sin manifestarse abiertamente a favor de la independencia desde el gobierno de CIU, sí fue calando, sin embargo, esa tesis, de un modo digamos, subliminal. Jugaban al tanteo, en aquellos primeros años, sin atreverse a mostrar abiertamente sus cartas, por si la jugada les salía mal y perdían votos. Era una especie de "sí, pero no". 

3) No es hasta la llegada del PSC al gobierno, en el año 2003, cuando se comienza a destapar el tarro de las esencias rupturistas. Pasqual Maragall preside el gobierno catalán desde ese año y hasta 2006 en que ocupa su puesto José MontillaA pesar de obtener once escaños menos que Convergencia y Unión, Montilla fue investido presidente con los votos a favor de Izquierda Republicana de Cataluña e Iniciativa por Cataluña-Verdes

Curiosa barrexa (mezcla) que ya nos hace intuir por dónde van a ir las cosas desde entonces. Montilla, político sin perfil ni liderazgo y ciudadano acomplejado por su origen andaluz, que necesita demostrar que él es más catalán que nadie, se dejar llevar por los vientos más radicales de sus socios de gobierno. Lleva a su partido, el PSC, por derroteros de los que ya será muy difícil sacarlo a pesar de su histórica alianza (aunque no de civilizaciones) con su homólogo español, el PSOE.

4) Montilla preside la Generalidad catalana hasta el 2010, fecha en que de nuevo CIU llega al poder de la mano de Artur Mas. Lo ocurrido desde entonces hasta ahora, es de todos conocido y Cataluña se encuentra en estos momentos al borde del abismo, y poniendo en peligro tanto su estabilidad (allá ellos) como la del resto de España. 


Sociales. Vamos a analizar ahora, sucintamente, las circunstancias sociales que han contribuido a la debacle en la que se encuentra ahora mismo ese territorio español. Existen tres tipos de ciudadanos catalanes:


1) El catalán burgués. Es el catalán "de toda la vida", el ciudadano que  con su "seny" y espíritu emprendedor llevó a Cataluña a las más altas cotas de prestigio y bienestar. Es el grupo de los empresarios de renombre, de los comerciantes; un grupo de clase alta o media-alta que tradicionalmente votó a CIU (el partido catalanista por excelencia), para más tarde "atreverse" con el PSC para volver de nuevo a CIU. En este grupo hay tanto catalanes independentistas como soberanistas, que desean seguir siendo parte de España en algunos casos por auténtico sentimiento identitario y convicción ciudadana; en otros, por temer que la escisión sería ruinosa para sus intereses económicos.

2) El catalán independentista. Se trata de un grupo de ciudadanos jóvenes, vocingleros, sectarios, radicales, desinformados a golpe de lavado de cerebro en sus escuelas, universidades y medios de comunicación. Son grupos también 15 M, que blackberry en mano se organizan para plantar batalla en las calles o allá donde cuadre. Son personas que votan mayoritariamente a ERC y a los Verdes, los más jóvenes, y a CIU los papás de estos jovenzuelos kaleborrokizados.

3) El charnego. Este grupo es catalán de nacimiento, aunque sus orígenes son al 50% andaluces. Su padre o madre llegaron hace muchos años a Cataluña, desde lugares como Jaén, Almería, Granada...

En puridad, sólo se aplica ese calificativo a la mezcla de catalán con andaluz y no con personas de otros lugares de España. Eso indica el carácter xenófobo del apelativo. Recuerdo que en la escuela, yo podía decir con orgullo que era salmantina (jamás me llamaron charnega), pero mis amigas que habían nacido en Andalucía, procuraban ocultar ese "detalle". 

Cataluña, a pesar de ser tierra de acogida, siempre fue un lugar clasista y entre los propios inmigrantes, los había de 1ª y de 2ª categoría. De hecho, los trabajadores que llegaban de Madrid, de Castilla, del País Vasco, muchas veces lo hacían para ocupar puestos cualificados, incluso ejecutivos y de mando, no siendo ese el caso de la generalidad de los trabajadores que llegaban desde el sur de España.

Los charnegos tuvieron que aprender a sobrevivir en un lugar que en que no pocos casos les era hostil y les recluía en ciudades y barriadas-gueto. Cornellá (en las proximidades de Barcelona), Ciudad Badía, en las proximidades de Sabadell eran ejemplo de ello...

Posiblemente el "Síndrome de Estocolmo" nos venga muy bien para explicar porqué muchos de aquellos charnegos y sus hijos actuales han acabado engrosando las filas del nacionalismo más virulento. En los casos más extremos, se trata de españoles esquiroles, que reniegan de su propia identidad como mecanismo de defensa que les permite integrarse más rápidamente en una sociedad en la que difícilmente tienen encaje de otro modo.

El grupo 2 (catalán independentista) ha encontrado en estos charnegos la figura del "tonto útil" que tan bien le viene para engrosar cadenas independentistas, para pegar cartelería variada, para quemar banderas españolas... Estos charnegos están haciendo un vergonzoso caldo gordo en una sociedad que, en cuanto tenga la ocasión, les volverá a señalar con el dedo recordándoles que en realidad ellos no son catalanes 100% y se lo recordará probablemente, a ritmo de rumba.








#EspañaNOseVota



Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

19 comentarios:

  1. Es muy triste que la Cataluña de hoy sea un serjo de la Alemania prenazi. Por mucho que lo quieran ocultar, las similitudes siguen haciéndose patentes y los xarnegos serán, espero equivocarme, los futuros judios a perseguir por el Régimen Catalán. Un Régimen que sin duda y por fuerza tendrá que ser dictatorial pues, la efectividad de la República Catalana no se sostiene, viendo los extremismos, por un régimen democrático.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá te equivoques, amigo... ojalá!

      Eliminar
    2. Quede el consuelo de que seguirán existiendo Charnegos en Cataluña que lucharemos contra los independentistas hasta el final.
      Buena entrada lagartija.
      A seguir apoyando #EspañaNoSeVota

      Eliminar
  2. ¡Magistral! Buen comienzo en #RED para el #12Oct y

    Propongo a #REDdeBlogs que el día 4 de Octubre lo publiquemos todos en nuestros blogs a partir de las 20h para empezar a calentar motores para el 12 de Octubre, además del hashtag #EspañaNoSeVota

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, queridos Vicente y Ángel. La razón de ser de nuestra plataforma, está en la trascendencia de nuestras opiniones, que son las de la mayoría y no creo pecar de soberbia con esta afirmación.

      Un abrazo a los dos.

      Eliminar
  3. Sabías que las pincipales textiles "catalanas" desde el 85 radican principalmente en Marruecos y en menor medida en Tunez.
    El capital es cobarde y no le gustan las inseguridades desde los 90 huyo el capital de inversores extranjeros de Cataluña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, amigo. A finales de los 70 las fábricas textiles comenzaron a cerrar y sumió a muchas ciudades, en el silencio más absoluto. Fueron reabiertas más allá de nuestras fronteras, como bien dices.

      Una curiosidad: no pocas fábricas ardieron. Había días en que el humo cubría los cielos... se fueron tras cobrar el seguro.

      Eliminar
  4. Excelente entrada, Lagartija.
    Adaptando la famosa cita de Burke, podríamos decir que la inacción de esos inmigrantes abotargados por el "Síndrome de Cataluña" ha hecho posible que el Mal nacionalista triunfe.
    (Por ahora, por supuesto).

    ResponderEliminar
  5. Permíteme disentir profundamente con esta entrada: http://lecheybananas.blogspot.com.es/2013/09/cataluna-sobre-ratas-barcos-ycharnegos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes disentir lo que quieras, Rafael, eso no variará mi opinión. Por cierto, creo que tu discrepancia se basa en interpretaciones erróneas de las ideas que manifiesto. Has ido mucho más allá de lo que yo he dicho y ese suele ser un ejercicio arriesgado. Quizás la lectura de este otro post te aclare algo más mi opinión. Un saludo

      http://cavilacionesdelagartija.blogspot.com.es/2013/09/sobre-cataluna-mi-historia.html

      Eliminar
    2. Rafael, no puedo comentar tu entrada, por lo que te respondo aquí mismo. No soy persona que recurra a estereotipos, no suelo caer en esas tentaciones, veleidades ajenas a mi carácter pragmático. Me gusta ser rigurosa cuando escribo, aunque tampoco he pretendido en mi artículo, hacer una tesis. Me limito a reflejar mi experiencia y mis opiniones se desprenden de ella, por supuesto. Hablo de lo que he vivido en primera persona, únicamente. Debo señalarte algunos errores que tú sí cometes en tu artículo, en relación al mío o a mi persona:
      1) En ningún lado afirmo que "los charnegos sean una muestra representativa de los andaluces"
      2) No acuso a nadie de ser un tonto útil, sino que con ese concepto aludo al papel que algunos de ellos representan sirviendo a quienes así les consideran.
      3) No hay en mi artículo crueldad alguna hacia ese colectivo, sino que, como mucho sugiero que esa crueldad existe por parte de otros. En otros artículos de mi blog queda reflejado que conozco, comprendo y valoro en toda su grandeza el papel que el colectivo andaluz ha desempeñado en devenir de Cataluña desde mediados de siglo pasado.
      4) En ningún lugar de mi artículo podrás leer, tampoco, que yo diga que lo que ocurre en Cataluña es que hay "demasiados tontos útiles". Que me achaques tal simplicidad me ofende. Ni mi talante ni mi formación me permitirían jamás simplificar el problema catalán hasta ese extremo pueril.

      Respecto al resto de contenido de tu artículo, estoy de acuerdo contigo. Lo que es información, la comparto porque es real, pero discrepo profundamente respecto a lo que es opinión. Una opinión, por cierto, que creo que se deriva del hecho de que has realizado de mi escrito una lectura superficial.

      Un saludo

      Eliminar
  6. La vida me obligó a conocer demasiado bien la realidad de los charnegos, desde la retaguardia, y me pareció que tratabas la cuestión con poca sensibilidad o empatía. Te ruego que consideres un calentón por mi parte en lo que te sientas aludidas y que me perdones por utilizarte de frontón.
    ¿Sin rencores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambos conocemos esa realidad, entonces, desde distintos lugares, y la conclusión es la misma: ¡qué poco recibieron los charnegos, a cambio de tanto!

      Rencor jamás, nuestro apasionamiento viene de nuestra sensibilidad y compromiso.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Amiga Lagartija: te dejo un comentario que me han dejado por la publicación de tu excelente artícula en mi blog

    carolina rodriguez-cariño16 de octubre de 2013 12:15

    Excelente artículo...
    Desde la inmersión lingüística donde el adoctrinamiento es el norte y la llamada "discriminación en positivo", una aberración en cualquier lengua que se quisiera explicar, ha ido horadando la sociedad catalana, mientras sus bienes y fortuna son expoliados, esta "inmersión y discriminación" han dejado un velo en los ojos de aquellos que han sentido la necesidad de ser aceptados... alejándose de lo mas hermoso que se tiene, las costumbres, la lengua, negar la tierra, negar a España...
    Me atrevo a comentarlo desde mi posición de exiliada por decisión propia, por necesidad de vivir y no sobrevivir, con la firme convicción que las personas pasan pero las instituciones quedan... sigo siendo orgullosamente de mi tierra, Venezuela, sin negarle un momento, y agradeciendo haber sido recibida como una mas en esta España diversa y convulsa, que quizás necesite llegar a esta crisis de "identidad" para percatarse del tesoro que tiene, su historia, una lengua, el español, sus costumbres y lo mas importante, su gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Vicente, gracias por pasarme el comentario y por publicar mi artículo en tu blog. Es un honor para mi.

      Contactaré con Carolina para agradecerle su interés.
      Un abrazo!

      Eliminar