sábado, 16 de noviembre de 2013

FANTASMAS EN TWITTER


Resultado de imagen de banco vacio

Llega un momento en que la ausencia duele, porque es una falacia que el tiempo sane todas las heridas y la ausencia, el abandono y el vacío no se curan jamás.

El duelo es un proceso natural que pasado un tiempo puedo considerarse patológico. Al menos el duelo por la pérdida de un ser querido en la "vida real". Pero ¿qué ocurre con las pérdidas de nuestros seres queridos virtuales? ¿Cuánto dura el duelo por la pérdida de un amigo invisible? ¿Qué cantidad de dolor puede considerarse normal cuando alguien virtual se aleja, de un modo temporal o definitivo?

Las pérdidas en las redes sociales no difieren en su tipología de las que se producen en nuestra vida real: 1) fallecimiento, 2) alejamiento y 3) abandono.

Lo que hace especialmente dramática una pérdida repentina y que se mantiene en el tiempo es la incertidumbre. Cuando alguien "desaparece" del mundo virtual suponemos que lo hace voluntariamente, buscando un descanso momentáneo, como muchos hemos hecho en ocasiones.

Pero pasa el tiempo y la sospecha de algo dramático cobra cuerpo hasta que una duda lacerante nos hiere y ese dolor se hace cada vez mayor, lejos de apaciguarse. En la vida real uno se enfrenta a la muerte con certeza; posiblemente la muerte es la única certeza de la vida y nos envía señales por si no nos hemos enterado de que llegó para llevarse a alguien. Señales en forma de esquelas, de noticias, de comentarios, llamadas telefónicas. Pero si un tuitero muere de repente y desaparece, ¿quién se entera de ello, a menos que formara parte también de nuestro mundo real?

Twitter está lleno de cuentas que un día enmudecieron y vagan como fantasmas en una eternidad virtual. A veces te las cruzas en forma de RT o como sugerencia de la propia red, para que las sigas. Son barcos a la deriva, sin rumbo, sin pasajeros. Barcos fantasmas.

Esa duda lacerante se ha instalado en mí desde hace un tiempo. Un buen amigo se ausentó de repente, sin llamar la atención, pero el silencio de su ausencia es cada día más sonoro para mí. Y me temo lo peor. Me asomo a su cuenta cada día, le dejo mensajes, y la falta de respuesta me angustia. Pocas cosas tan agobiantes como la incertidumbre.

Hay amigos que desaparecen tras una despedida de su vida social en la red y esas ausencias pronto son ocupadas por la llegada de nuevos amigos. No hay duelo porque no hay dramatismo en su partida.

Otros, se alejan únicamente de nosotros, pero no del resto, y vivimos esa circunstancia como un abandono, como la viviríamos en nuestra vida real. Nos sentimos abandonados cuando hemos invertido emociones en esa relación y hemos comprometido con alguien nuestros afectos, en forma de amistad o de algo más profundo, si es que puede haber algo más profundo que una amistad. En esos casos el duelo por la pérdida deambula de un lado a otro por nuestro corazón y se materializa, impidiendo cerrar la herida, cuando los tuits de esa persona aparecen repentinamente en nuestra cuenta, por el efecto de un retuit inoportuno. Es muy difícil cerrar este tipo de heridas, muy difícil.

Mi cuenta de twitter tiene una ausencia irreemplazable, por un amigo que ya no está... y no sé porqué.






Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

11 comentarios:

  1. hay un duelo largo, a una distancia sin precisar medidas, pero llega, se siente, está allí... porque llegamos mas con la palabra adecuada que incluso con la presencia, sobretodo a quienes amamos comunicarnos a través de ella...
    un abrazo enorme, llegaste y mucho!

    ResponderEliminar
  2. Hay quien avisa. Algún amigo. Los familiares en ocasiones. Sigo un blog de un amigo que falleció hace tiempo y su mujer sigue escribiendo de vez en cuando, aunque es un caso diferente. Él contó en su blog toda su enfermedad...

    ResponderEliminar
  3. Curiosa reflexión sobre presencias y ausencias virtuales...muy curioso e interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con el tiempo twitter puede convertirse en un lugar lúgubre. ¿Qué ocurrirá con nuestras cuentas, cuando ya no estemos? Ya hay muchas cuentas "vagando" a la deriva...

      Eliminar
  4. Eso también me ha ocurrido a mí. A veces entraba en el TL de un buen amigo a quien envié un tuit preguntándole si le pasaba algo; y me respondió su esposa diciendo que había fallecido. Sentí mucho esa pérdida. RIP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo golpe, ¿verdad? Enterarse de ese modo...

      Eliminar
    2. Me hizo tomar contacto con la realidad que describes.

      Eliminar
  5. No sabes lo jondo que me a calado tu publicaciòn, tambièn he sufrido esa fea experiencia de que una persona muy importante se alejara sin una explicaciòn, fue mas de un año de profundo dolor he incertidumbre, hoy ha regresado, pero es como si algo se rompiò y ya no e lo mismo, porque cuando uno se brinda por entero por lo menos mereces una explicaciòn, un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con todas y cada una de tus palabras. Al menos una explicación...
      Un abrazo, y gracias por leerme

      Eliminar
  6. Como no podía ser de otra manera, creo que debeis saber que tipo de persona es la "dueña" de este blog. Y lo haré poniendo negro sobre blanco mi historia con esta persona especial.

    La conocí en una noche llena de tinieblas para ella y no se que fué lo que dije o hice pero ella vió en mí un apoyo aunque fuese temporal. Pasaron los días y las conversaciones se sucedian y la amistad crecía. Las intimidades tambien y hasta la complicidad era total y absoluta. Hasta el punto en que una noche cerrada y oscura como la boca de un lobo donde mi unica compañía era la del boton con el que llamar a una enfermera y ni en un momento me sentí solo gracias a que ella estuvo en alma y telefono a mi lado sin desmayo.

    Pero luego desaparecí. La persona que llenaba mi vida no me hacia facil que cuidase esta amistad y yo me dejé llevar hacia un desaparecer, si, pero nunca a un olvido.

    Por todo ello, Pilar, te ruego me perdones. Te ruego que no hagas lo lógico que se hace con alguien que no demuestra ni su existir en meses.

    Un beso muy muy afectuoso

    ResponderEliminar