viernes, 16 de mayo de 2014

El voto de los ciudadanos hartos

Se acerca el 25 de mayo y dudo qué hacer. Es la primera vez que me ocurre. A lo largo de mi vida como ciudadana adulta he votado a tres partidos diferentes y en cada ocasión lo hice convencida. Nunca usé el voto para castigar a nadie ni me quedé en casa o introduje una papeleta no válida en la urna.

Nuestras instituciones están regidas en su mayoría por políticos "presuntamente" corruptos, ladrones, malversadores, estafadores, que gobiernan en sus feudos con vara caciquil. Políticos que a diario hacen (de nuevo presuntamente) un uso fraudulento del dinero de todos, desviando fondos por la vía de la subvención, o detrayendo el dinero que debe ir a los ciudadanos, y que termina en los bolsillos o en las cuentas para los que no estaba destinado. Instituciones gobernadas por políticos megalómanos que aspiran a llegar a la poltrona en la que disfrutarán el resto de sus días de prebendas y privilegios.

Llego a este momento de mi vida totalmente asqueada de la vida política, de las instituciones, de los partidos -unos y otros-, del sistema en su totalidad. Nuestro sistema político se reduce a una falsa democracia en la que cada cuatro años decidimos a qué partido darle carta blanca para hacer y deshacer a su antojo, sabedores de que no tendrán que rendir cuentas a nadie de sus acciones. Sabedores de que se irán de rositas aunque lleven a nuestro país a los más negros estadios financieros, sociales, morales. Porque el daño económico, siendo grave, no es en el fondo el peor de todos. Con su ejemplo, con sus actos, con la manipulación de los medios y de la información, con sus políticas educativas, con sus leyes ignominiosas, a la larga han causado un grave daño en una ciudadanía cada vez más falta de valores personales y cívicos. 


He llegado a un momento en que estoy harta:

Harta de esos políticos que "presuntamente" están desviando los fondos de las ayudas a la dependencia (que no llegan a las personas beneficiarias), desviando los fondos destinados a formación, los destinados a ayudas sociales. No hablo de recortes, hablo de ese dinero que está, pero que no llega a su destino. 

Harta de políticos, de jueces, de funcionarios... asqueada de lo que entre todos ellos (la casta) han hecho, de lo que nos han hecho. 

Harta de la impunidad de los corruptos, sabedores de que el poder judicial está normalmente de su parte o no tendrá los arrestos suficientes para hacer justicia.

Harta de políticos que recortan con resultado de muerte. Algún deberá atreverse algún día a investigar las muertes resultantes de los recortes en sanidad, porque estoy segura de que el escandaloso aumento del tiempo en las listas de espera, el copago farmacéutico, el cierre de servicios médicos en centros de salud rurales, los recortes en servicios de emergencia,  han producido muertes de un modo directo o indirecto. Totalmente segura. 

Y tan harta estoy de todo, que el día 25 de mayo, voy a aprovecharlo para enviar un mensaje a nuestros políticos en forma de queja, o de grito. No voy a votar ni a unos ni a otros, absolutamente convencida de que todos son lo mismo. Los partidos tradicionales y los nuevos son más de lo mismo, son #casta y no voy a volver a dar carta blanca para que me roben, me estafen, me maten.

Ojalá el día 25 de mayo, en lugar de votar, pudiéramos botar a todos los políticos de sus puestos, a los que están en ellos y a los que aspiran a estarlo. Ojalá hubiera una remesa de políticos honestos en la retaguardia, preparada para tomar el testigo. Ojalá hubiera un partido decente al que votar, pero estos, lo único que se merecen, es que les botemos.

Esto no hay quien lo arregle, ni derechas ni izquierdas ni centros. Esto no tiene arreglo ni perdón de Dios, por todo ello, el día 25 de mayo, mi voto/grito será #BastadeCasta escrito en negro sobre una papeleta blanca.






Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

4 comentarios:

  1. Me alegra leerte de nuevo después de unos dias en los que parecias desaparecida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Algo parecido hicimos muchos las pasadas elecciones. Y conseguimos gracias al sistema electoral, mas poder para los mismos con algunos, bastantes votos menos.
    Coincidimos en todo, pero subrayo el "esto no tiene arreglo"

    ResponderEliminar
  3. Recuerda que el hecho de introducir una papeleta, esté como esté, legitima el sistema de partidos. Se contabiliza como % de participación

    ResponderEliminar
  4. Como ejemplo,lo que hice yo en las anteriores europeas de hace cinco años, metí en el sobre un papel donde había dibujado el signo de "que te den", ya sabes, creo que se llama una "peineta" y debajo puse, "go, go, go, go, United, United, United, glory Manchester United".

    Al menos me divertí pensando la cara que podría poner quien abriera ese sobre y viera dicha papeleta.

    Buen finde.

    ResponderEliminar