domingo, 23 de noviembre de 2014

Adiós, Celia

Cada semana se me muere un ser querido y ocurre desde hace años. Son muchos mis seres queridos, por suerte o por desgracia, no lo sé.

Adiós, Celia. Hoy te has ido tú en plena juventud. Te has ido con mi misma edad y yo, que me siento joven, me he sentido vieja de repente, consciente de nuestra finitud, de nuestra vulnerabilidad. Tu camino se desvió en el momento en que en realidad sentimos que comienza todo, con el nacimiento de un hijo. Fueron tantas las fuerzas que invertiste en aquella gesta, que quedaste dañada sin remedio. En la medida en que el pequeño iba creciendo se llevaba tu aliento, tus palabras, tus movimientos... hasta quedar a merced de la vida sin más autonomía que la de poder guiar tus ojos hacia un mundo que te era hostil. Secuestrada en tu propio cuerpo viste crecer a un hijo al que no podías sostener y tan sólo en sueños te veías acunándole, cantándole nanas amorosas.

Y aquel que debía cuidar de ti, como prometió, se marchó un día de repente, roto el corazón. Quedaste sola, absolutamente sola por el resto de tu breve vida, con la agitación que provoca querer andar y no poder, querer hablar y no poder, querer respirar y no poder... querer vivir y no poder.

En las últimas palabras que lograste formar, hace un año, me hablaste de tus dos sueños. Recuperar unas canciones que recordabas de tu infancia y pasear por la orilla del mar. Me hizo feliz ayudarte a cumplir el primero de los sueños, pero nadie pudo ayudarte con el segundo. Quién sabe, quizás ahora mismo ese sueño se esté cumpliendo. Dicen que hay una barca y un barquero que nos pasa a la otra orilla y, habiendo barca habrá mar y habrá orilla. Y habrá una cálida arena por la que pasear, sobre la que descansar. Para siempre, querida Celia.

Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

4 comentarios:

  1. Que Caronte le haya perdonado las monedas y la pase hasta los campos elíseos no sin antes haberle dado ese paseo en barca. Réquiem in pacem.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado lector, gracias por su comentario. Réquiem in pacem.

      Eliminar
  2. PRECIOSO, PROSA HECHA POESÍA. MARISA VILLALOBOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Marisa, todo mi agradecimiento por tu lectura y tus cariñosas palabras. Vuelve cuando desees. Un abrazo

      Eliminar