domingo, 22 de febrero de 2015

Yo condeno. Yo os condeno.

No me gustan las medias tintas y menos en asuntos de extrema gravedad. En asuntos triviales podemos pasar de todo o mostrar toda la tibieza que queramos, pero cuando se trata de temas que atentan gravemente contra la vida, la libertad, la paz, la justicia o la dignidad, uno no puede permanecer impasible.

Para mí, quien no condena un crimen es porque lo apoya. Así de claro.

- Quien no condena el terrorismo etarra, es porque lo apoya y yo le llamo pro-etarra.
- Quien no condena la persecución de inocentes es porque es un malnacido y así se lo digo.
 - Quien no condena regímenes dictatoriales es porque es un totalitario. Y yo se lo llamo.
- Quien no condena el genocidio contra los cristianos es porque siente cierta complacencia en ello.
- Quien no condena... y así hasta infinidad de asuntos, cada vez más, por desgracia, que deben ser condenados.
Que desde aquí quede muy claro. Yo condeno todo ello y condeno también a ese partido pro-etarra, totalitario y genocida, a todos sus afiliados y simpatizantes, incluso condeno a todos aquellos que en una encuesta dicen que van a votarles -siendo falso-, sólo como desahogo. Asco me dais.






Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario