miércoles, 6 de mayo de 2015

PABLO -ROBIN HOOD- IGLESIAS

Podemos no busca la justicia social cuando dice que ayudará a las clases menos favorecidas, lo único que persigue de modo obsesivo es joder al prójimo, entendiendo como prójimo a todo aquel que gane más de 50.000 € al año. Esa es la barrera simbólica que separa para ellos el bien del mal. Si ganas menos, eres alguien a proteger; si ganas más, eres alguien a quien hay que perseguir. ¿Es esto justicia o más bien maldad? ¿Ganas más de 50.000 euros? eres culpable, culpable de que a la gente le corten la luz y el agua, culpable de que pierdan las viviendas que no pueden pagar, culpable de que pierdan sus puestos de trabajo. España está llena de culpables.

Ya seas pequeño empresario o trabajador por cuenta ajena. Si te levantas cada día al alba para ir a trabajar; si con el esfuerzo de una vida de trabajo y ahorro has conseguido la propiedad de un segundo vehículo, de una segunda vivienda, eres culpable y deberás pagar con tu patrimonio. O con tu sangre, a este paso, si fuera preciso.

El discurso de Podemos transmite de modo subliminal tal cantidad de consideraciones negativas acerca de millones de españoles, que poco a poco va sembrando de semillas guerracivilistas los campos en barbecho de una parte de la ciudadanía, la más vulnerable. Esa ciudadanía a la que poco a poco se está haciendo ver que el enemigo no sólo es el banco o el gobierno, sino también el vecino de al lado, que regenta una ferretería y a quien las cosas le han ido más o menos bien. Quizás parte de las ganancias de ese vecino sean parte de sus propias pérdidas. Quizás su casa en el pueblo se ha construido con los ladrillos de la casa que él perdió al no poder afrontar el pago de la hipoteca. Quizás, incluso, su segundo vehículo debería en "justicia" pertenecerle a él, que no tiene. Todo según esa "justicia divina" del "divino" Pablo Iglesias, ese esperpento político investido con la simbólica capa de Robin Hood, que sale a los caminos de la política para repartir la riqueza. O la pobreza, según se mire.

Las prédicas de Podemos calan hasta los hambrientos huesos de los desheredados que, instigados de este modo, corren el riesgo de verse empujados a tomar la hoz con una mano y el martillo con la otra, y mucho me temo que no sea para actividades agrícolas o artesanales, sino para marchar contra sus semejantes. Al tiempo. O se frenan los perversos planes de estos descerebrados o la convivencia en este país puede resultar dañada para siempre. Ni la pasada guerra civil, coleando aún 70 años después, ha causado tanto daño en el inconsciente colectivo de los españoles como el que puede causar este partido totalitario.

Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

2 comentarios:

  1. ¡HOLA! Acabo de dejar un comentario en la entrada de 18 de Marzo de 2012 sobre el Sr. Tau, gracias. Me temo que con este post no se va a hacer muy popular, yo estoy totalmente de acuerdo pero en la red es tabú decir la verdad. Buena suerte, Dr.J

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Dr.J, he respondido tu comentario de aquella entrada. Respecto a ésta, sé que posiblemente no guste mucho lo que digo. O sí, según quién me lea.
      Un saludo!

      Eliminar