martes, 4 de agosto de 2015

Cuando ya nada seamos

Cuando ya nada seamos, 
cuando hayamos muerto, 
brotarán amapolas 
de nuestros cuerpos yermos.

Cuando ya nada seamos,  
ni tú, ni yo, ni el tiempo, 
quedarán nuestros restos 
a merced del viento.

Y se calmarán las olas, 
y se apaciguarán los cielos, 
llorarán las nubes 
que humedecerán el suelo.

Cuando ya nada seamos, 
ni tiempo, ni verbo, ni aliento. 
Seremos de nuevo tierra, 
sabía nueva, vida y  alimento.




Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.