jueves, 1 de septiembre de 2016

FOTOGRAFÍAS




Alicia decidió asomarse a la ventana de su pasado y al hacerlo no imaginó que habría en él tantas cosas olvidadas, tanta gente desconocida.
En la primera hoja del álbum de su vida, una niña asomada a la ventana, mirando un mundo en blanco y negro. La seriedad de su gesto hace adivinar que esa niña ya imaginaba que ese iba a ser el color de su futuro. 
Fotos de grupos escolares, las primeras en blanco y negro también. Una muchacha entre el resto, rodeada de gente en su mayor parte hostil. Sólo sonríe a partir de determinada edad, justo cuando las fotos comienzan a ser en color. Pasamos los años más importantes de nuestra vida encerrados con gente extraña, alborotadora, a veces violenta. Gente que pasa por tu vida, te hiere y nunca vuelves a ver, pero la herida queda. 
Varias páginas más allá, Alicia descubre imágenes olvidadas y le sorprenden. No recordaba a la hermosa chica que aparece en ellas. La Costa Brava, Málaga, Cádiz... una muchacha feliz entre las olas, se deja derribar por ellas y emerge riendo. Su cara le recuerda a alguien... 
Retratos de boda, novios de aspecto antiguo. Una novia guapa, sonriente... parece feliz. Parece. Las fotos no pasan el filtro de la corrección, vistas años después.
Pasa más páginas y se llenan de niños guapos, dichosos, juguetones. Parecen felices.
Aumentan las personas retratadas, los grupos familiares, para más tarde empezar a desaparecer personas de las fotografías. Y ella también desaparece; hasta ahora no se ha dado cuenta de que en los últimos años de su historia, ella no estaba. 

Alicia se echa de menos. Se busca, pero ya no está.


Si le ha gustado, lea también:

"YO DISPARO" LAS MUJERES INVISIBLES



Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario