domingo, 18 de diciembre de 2016

CARTA A RAJOY EN LUGAR DE A LOS REYES MAGOS

En 2013 escribí esta carta al presidente. La reedito, ya que considero que sigue vigente.



Estimado Mariano:

Este año, en lugar de escribir a los Reyes Magos, he optado por escribirte a ti. Ya estoy crecidita y he dejado de creer en ellos. Tampoco es que crea mucho en ti, pero al menos esta carta me servirá de desahogo. No te voy a pedir nada, tranquilo.

Quiero abrirte los ojos, Mariano, que creo que estás un poco perdido. Tampoco voy a criticarte, porque aunque lo estás haciendo mal, no creo que seas consciente de ello. Se peca por acción u omisión y ambos pecados los cometes, aunque sin darte cuenta, porque creo que eres buena gente en el fondo, pero eso tampoco te exime de culpa, estimado presidente.

Me temo que no estás bien, que el famoso síndrome de la Moncloa se ha apoderado de ti y ello te impide ver las cosas con claridad. Tampoco de esto tienes culpa, porque todos los españoles sabemos que algo tiene ese lugar, cuando todos los que pasáis por ahí sois víctimas del mismo mal. Quizás habría que fumigar o llamar a los cazafantasmas. Tus predecesores padecieron ese mal, si recuerdas. Bueno, José Luís no, porque él ya llevaba otro síndrome, y ese de nacimiento, creo, el de los mundos de yuppi, cuyo origen puede estar en un cromosoma de más en la cadena de ADN, justo en la fila del buenismo. Cuando eso ocurre, te pasas de bueno y terminas siendo tonto.

Mira, como me temo que hay cosas que se te escapan, te voy a hacer el favor de informarte. Sí, ya sé que tienes el CNI a tu servicio, pero de lo que yo te voy a informar no creo que te hablen ellos.

1) Los pobres son cada vez más pobres en España y los ricos cada vez más ricos.

2) La corrupción rebosa en todas las administraciones, a pesar de los casos que están saliendo a la luz. Da igual el color, rojo o azul, la corrupción es incolora.

3) A pesar de tu obsesión por recortar el dinero se sigue derrochando en la administración. Se están derrochando millones de euros en cosas banales mientras se recorta en lo esencial. Los funcionarios lo vemos cada día, somos testigos mudos de lo mal que se gestiona el dinero público. El de todos.

4) Educación. No hagas caso a los de la marea verde, que lo único que quieren es marear la perdiz y en este caso la perdiz eres tú. Me importa una mierda la ley educativa que esté en vigor, que ninguna va a mejorar los resultados académicos de nuestros alumnos, porque lo que ocurre no es cuestión de leyes sino de valores, motivación, actitud. Es un problema social, no educativo. Lo realmente grave de nuestras escuelas, es que los recortes afectan también a los suministros y llevamos dos años dando clase con abrigo y los alumnos sin poderse quitar guantes y bufandas. Y así todo el invierno.

5) Recortes en servicios de emergencia y fuerzas y cuerpos de seguridad. ¿Pero a ti te parece normal recortar en policía, guardia civil, bomberos, ambulancias, 112? No digo nada y te lo digo todo.

6) Pero lo que más me duele es lo que ocurre en Sanidad y Servicios Sociales:

  • En los hospitales los recortes son escandalosos y afectan no sólo a los recursos sino a las listas de espera e incluso al trato que dispensan los profesionales. Están pasándolo mal y muchas veces lo pagan con el enfermo. Pásate un día por el hospital clínico universitario de Salamanca, y verás cómo te tratan... Incluso, ingresa una semanita, a ver si te atreves... 
  • En las residencias públicas de ancianos, de discapacitados y de dependientes en general ya no hay para lo esencial. Los recortes se notan en la cantidad y calidad de los alimentos, en la falta de sondas y de pañales. Por si no lo sabes, en muchas residencias están utilizando toallas por falta de pañales y ello está provocando escaras a los enfermos. Te diré que ese es un factor de riesgo para la vida, por si no lo sabes. Muchos lloran de dolor cuando les curan unas escaras que podrían haberse evitado, porque no son posturales, sino políticas.
  • El dinero para los beneficiarios de la ley de dependencia. Llevo años denunciando que los políticos se lo están quedando, que no llegan a las personas dependientes. A ver, te lo voy a explicar de un modo muy sencillo. Cada año se aprueban las partidas presupuestarias con las que el estado central y el autonómico sufragan las prestaciones para las personas que tienen reconocida la situación de dependencia. Cada año sale un dinero de Madrid, hacia las CCAA. No llega todo. De las CCAA sale un dinero hacia ayuntamientos y diputaciones. No llega todo. Del estado sale un dinero para los dependientes. No llega todo. Te diré que hay personas con la categoría de grandes dependientes, desde el año en que se aprobó la ley, que NUNCA han recibido un solo euro. Tienen la desgracia de que el dinero que sale con su nombre y apellidos cada año tanto desde la administración central como desde la autonómica, se queda por el camino. ¿Dónde? Pues muy claro, Mariano, esos fondos se desvían, desde hace años, para otros gastos o para el bolsillo de los políticos. De políticos de TU partido y del otro, que se están enriqueciendo a costa de la vida de los demás. 
En fin, Mariano, que así están las cosas. 
Por cierto, lo del síndrome, si quieres lo miramos. Soy psicóloga, puedo darte cita para psicoterapia. Por los honorarios no te preocupes, no te cobraría. Todo sea por España.

Un afectuoso saludo,

@LagartijaSoy
Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

2 comentarios:

  1. Que buena eres, pero que pague tu consulta, ni se te ocurra dársela gratis, no tendrá suficiente ni con 20 sesiones.

    ResponderEliminar
  2. Es que no sé si tendrá suficiente dinero. Ten en cuenta que con tanto recorte, hay gente que ha tenido que prescindir de muchos servicios sanitarios y fármacos por no poderlos pagar. ¿Y si a él la ocurre igual? Hay que ser generosos...

    ResponderEliminar