lunes, 23 de abril de 2018

Esta semana se conocerá, al fin, la sentencia del juicio contra "la manada"



El próximo jueves, a las 13 horas, conoceremos la sentencia del juicio contra "la manada", 5 meses después de que concluyera el mismo. Por supuesto, ni idea de lo que esos magistrados decidirán acerca del repugnante hecho, pero mi opinión, quizás políticamente incorrecta -como acostumbro-, es la que sigue.

Casi todo el mundo considera que estos tipos de “la manada” -nunca un término estuvo tan acertado-, son culpables de violación y deben pasar en prisión los próximos veinte años de su vida. Yo no sé realmente si aquella noche violaron a aquella joven. No tengo la información necesaria para saberlo, tan sólo puedo hablar desde la opinión más subjetiva.

Creo que aquello no fue una violación, sino el resultado de una noche en la que todos, ellos y ella, estaban pasados de copas. Considero que lo que ocurrió en aquel portal, es algo cada vez más habitual entre una parte importante de nuestra juventud. Lo que prevalece, actualmente, es el sexo apresurado, las relaciones extremas y la falta de respeto y cuidado. La pérdida de valores es dramática y nuestra sociedad está ya empezando a resentirse por ese motivo.

Esto ni es una explicación ni una justificación, por supuesto. Nada más lejos de mi intención que justificar lo que -y eso sí lo tengo claro-, fue una relación sexual repugnante, vergonzante, y no lo digo desde el punto de vista de la moral, sino desde el punto de vista sexual. Cinco hombres con una joven de 18 años es algo que escandaliza a cualquiera. Estos tipos se han librado, por pocos meses, de no ser acusados de mantener relaciones con una menor.

Condeno desde lo más hondo una relación machista, en la que la joven fue sometida a todo tipo de humillaciones. No se negó, es cierto, pero tampoco participó, por lo que sabemos. ¿Qué mujer no participa en un acto sexual que desea? Para mis adentros considero que ella quiso pasar una noche de diversión, pero llegó un momento en que las cosas se torcieron y no encontró lo que esperaba. Si buscaba diversión o placer, se encontró con 5 degenerados que, tras satisfacerse, la dejaron semidesnuda en aquel portal.


Insisto, no considero que aquello fuera una violación -ni hubo violencia ni daño-, pero desde luego no creo que fuera lo que ella iba buscando -si es que buscaba algo.

Creo que esos 5 tipos no deben ser condenados por violación, pero sí creo que este tiempo de cárcel que están pasando, es absolutamente justo. Espero que les sirva de escarmiento, que aprendan que así no se trata a una mujer, aunque me temo que no les servirá de mucho. Las buenas personas nacen, y estos ni nacieron buenos ni se van a hacer.

¿Si son inocentes? De violación, creo que sí, pero son gente peligrosa y si finalmente quedan libres, creo que todas las mujeres deberían llevar una fotografía de ellos en el bolso, para huir, si se cruzan con ellos.

No quisiera estar en la piel de los jueces y muchos creemos que, en caso de que los dejen libres, van a tener que currarse mucho la sentencia, para justificar la absolución de unos tipos que para casi todo el mundo son culpables.


Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

1 comentario:

  1. Un asunto en un escenario lamentable.
    Veremos como acaba pero seguro que será insuficiente

    ResponderEliminar