¿Cómo reclamar a la aseguradora un daño eléctrico?

¿Cómo reclamar a la aseguradora un daño eléctrico?




Los daños eléctricos se han posicionado como uno de los siniestros más frecuentes en el hogar. Según los datos publicados por ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), el 10,4% de los siniestros que se producen en la vivienda tiene que ver con la electricidad, sólo superados por los daños por agua (33,9%) y de los cristales (15,7%).

Las causas de estos daños eléctricos se pueden deber a una subida de tensión pero también a un cortocircuito, una avería en el sistema de cableado o el que más improbable, la caída de un rayo. Entre los aparatos eléctricos, suelen ser los frigoríficos, los televisores, los ordenadores y las lavadoras los que más perjudicados pueden salir de este tipo de infortunios relacionados con la electricidad.

Las subidas de tensión son las que representan el porcentaje más elevado de esa subida del 24% de daños eléctricos que se experimentó el año pasado. Seguidamente, los cortocircuitos también se suben al pódium. Estos datos explican que la mayoría de las reclamaciones estén relacionados con electrodomésticos, siendo la nevera la que se lleva el triunfo con más de un 17% de las mismas.

¿Las aseguradoras cubren los daños eléctricos?

Por norma general, las pólizas de los seguros del hogar cubren los daños causados por subidas de tensión, cortocircuitos y caída de un rayo. No obstante, como ocurre en otras muchas otras circunstancias, es muy importante leerse la letra pequeña y comprobar qué siniestros son susceptibles de reembolso.

Por ejemplo, los aparatos informáticos no están incluidos en muchas de estas pólizas, así como algunos electrodomésticos viejos, en los que es más que probable la sobrecarga. Antes de nada, comprueba qué potencia de luz tienes contratada.

También es necesario conocer la garantía de todos estos daños eléctricos así como los desperfectos que afecten tanto a los propios aparatos como a la instalación.

En todo caso, muchas de los seguros reembolsan el coste de esos electrodomésticos así como los productos o comida que había en los mismos. En ese momento se tasa el valor real de ese aparato teniendo en cuenta el momento en que se compró, no su precio actual en el mercado.

Pasos para hacer una reclamación de un daño eléctrico

-      Informar a la compañía de suministro de la incidencia que se ha producido para que emita un expediente del daño eléctrico.
-      Contactar con la aseguradora, informarse de si la póliza cubre los daños y solicitar un informe de servicio técnico para que lo evalúen. Para realizar este paso, no es necesario que el perito de la aseguradora acuda a la vivienda a comprobar si la avería es provocada.
-    Enseñar la factura de la avería a las autoridades u organismos competentes (policía, guardia civil etc.). En la misma tiene que quedar bien detalladas las causas del siniestro eléctrico, la fecha y hora en el que se produjo y el coste de las pérdidas.  

En todo caso, lo mejor para que la asegurada se fíe de que este daño corresponde a una subida de tensión o cualquier otra causa no provocada, lo recomendable es, si se da el caso, contactar con los vecinos del bloque de viviendas que también haya sufrido el daño y presentar el informe a nombre de la comunidad.

Asimismo, antes de realizar cualquier trámite, lo mejor es comparar entre las distintas compañías de seguros y ver cuál es el que ofrece la mejor póliza al mejor precio para cubrir todos los desperfectos derivados de un daño eléctrico.



Lagartija
Lagartija

Políticamente incorrecta. Lic. en Filosofía y CC. de la Educación. Profesora. Psicóloga. También escribo en infohispania.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario