Descubre las diferencias de consumo eléctrico en una vivienda del norte y sur de España




El consumo eléctrico varía notablemente dependiendo de la comunidad en la que está  dado de alta el suministro. Además de las dimensiones de las viviendas, los hábitos de consumo y el mayor o menor uso de aparatos eléctricos, las diferencias vienen dadas por el clima, los habitantes que residan en las mismas y las condiciones de electricidad.

Así, si quieres saber las causas que explican las diferencias de consumo eléctrico en una vivienda del norte y sur de España, sigue bajando.

¿Cómo saber cuál es el consumo eléctrico en una vivienda?


El consumo eléctrico en España es aproximadamente de 3.500 kW de potencia anuales, tomando como referencia una casa en la que habitan tres personas. En cuanto a energía (electricidad y gas), el número apunta a los 9.900 kW/h.

Para calcular esta cifra de consumo, se tiene que tener en cuenta la potencia contratada y las horas de energía consumidas. De ahí que en muchas comunidades se usen las llamadas tarifas por discriminación horaria, en las que el kw hora es mucho más barato durante la noche -el consumo eléctrico es mayor- y más caro durante el día.

El cálculo de este consumo eléctrico también tiene que ver con el número de aparatos eléctricos conectados. De la energía que se consume unos 1900 kW/hora van destinados a los electrodomésticos, 5.100 kW/h a la calefacción, 1800 kW/h al agua caliente y 700 kW/h a la cocina.

 Consumo de electricidad en una casa del norte de España


El consumo de electricidad en una vivienda en el norte de España es inferior a las del sur. Las razones que explican estas diferencias se deben principalmente al clima, no siendo necesario un gran consumo de electricidad ni calefacción durante los meses de verano.

Asturias, Cantabria y Galicia es una población en la que la temperatura media anual suele rondar los 20º. Dadas estas características, el consumo puede ser más elevado en invierno, pero dado el fresco que reina, en invierno este consumo se reduce considerablemente.

Otra ventaja para ellos es que el número de hijos es el menor de España, algo que influye notablemente en la factura de electricidad, dado que cuanto mayor es la cifra de habitantes en el hogar, mayor es el consumo y viceversa.

Ante la duda, lo mejor es comparar tarifas y precios. Selectra, a través de su directorio de compañías de luz en el norte, te lo pone fácil en este enlace.


Consumo eléctrico en una vivienda del sur de España


Si se pone el foco en una vivienda de Andalucía, el consumo de luz en el sur  son superiores a las del norte en términos generales, ya que a pesar de disponer de más horas de luz, tienen unas necesidades de refrigeración mayúsculas. Así, donde si que se aprecian las diferencias es en el interior de la comunidad:

En una vivienda unifamiliar de la zona continental, en la que se podría situar Sevilla, Córdoba, Jaén, el consumo asciende a  21.445 kWh. En un piso, el número llega a los 10.044 kWh. Así en la zona atlántica, en la que se ubican las comunidades del norte, el consumo eléctrico es de  21.670 kWh en una casa unifamiliar y de 8.981 kWh en el piso.

Si la comparación se hace con el consumo en una vivienda unifamiliar o piso en la zona del mediterráneo (Almería, Cádiz, Málaga o Granada), la diferencia es abismal. En la primera solo se consumen 14.598 kWh mientras que en la segunda, 6.386 kWh.



Lagartija
Lagartija

Políticamente incorrecta. Lic. en Filosofía y CC. de la Educación. Profesora. Psicóloga. También escribo en infohispania.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario