viernes, 22 de junio de 2012

Desde hoy me declaro independentista

Desde este mismo momento me vuelvo independentista. Que se vayan, ya no les aguanto más. Todo lo que viene de "por ahí arriba" apesta. No puedo seguir sintiéndome conciudadana de esta gente obsesionada con estigmatizar, señalar, discriminar a todo aquel que no piense como ellos. Continúan con su política de violencia, en este caso ciudadana. Les estamparán una Estrella de David o una marca de fuego en el lomo con el emblema de los "no vascos" o "no vascoparlantes". Si no dieran miedo darían risa.
O se van ellos o me voy yo. Aquí no hay espacio para todos. Mientras ellos sigan llamándose españoles (que no sintiéndose, claro) yo me voy a llamar, por ejemplo,"vleñ", que es lo primero que ha salido al marcar mi teclado aleatoriamente.
Propongo que los que quieran seguir siendo españoles den un paso al frente. El resto que se quede donde está. Con una gran cizalla cortar bordeando los límites establecidos y que se marchen, a la deriva. De este modo Castilla y León tendría mar por la zona de Burgos. Burgos tendría playa. Vaya vaya.

Nota: he tenido este sueño durante la siesta. Freud diría que tengo un inconsciente nacionalista. Y yo sin saberlo. Igual mañana sueño con Cataluña.
Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.