sábado, 5 de marzo de 2016

Latidos de invierno

En mi corazón late el invierno.
Despierta siempre oscura la mañana,
y clarea cuando asoma la alborada.
Tras un rayo breve, el frío inmenso.

En mi corazón late el invierno.
Se deshace mi piel como la nieve,
el viento abate mi voz y la enmudece
y escapan furtivas lágrimas de hielo.

Invernales son las noches y los días.
La densa niebla tiñe lo que toca,
y con su manto blanco cubre la vida.

Cierro los ojos y tapo mi boca.
La lluvia esparce mis lamentos y risas,
en remolinos de aire que me alborotan.





Lagartija Soy
Lagartija Soy

Políticamente incorrecta. Río por no llorar. Búscame en algún lugar al sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario